viernes, 26 de septiembre de 2014

Pollo con salsa de coco picante

Si os gustan los sabores exóticos sin complicaros mucho la vida, esta receta es la vuestra. Es un pollo con salsa de coco ligeramente picante que me enseñaron los cocineros murcianos, que trabajan en Alemania, Jose Belmonte y Amanda Giménez. Es un plato ideal que sorprende por su contraste de sabores. 
Ingredientes


Ingredientes: 
Medio kilo de pechugas de pollo o muslos de pollo sin hueso, ni piel
Un bote de leche de coco (400 ml aproximadamente) 
Salsa picante (lo ideal es picante chino, pero yo no lo he encontrado y uso picante marroquí de Carrefour)
Aceite de Oliva Virgen
Sal 
Pimienta
Arroz cocido, cuscús o pasta fresca para acompañamiento








Preparación:
Cortamos el pollo en trozos y los salpimentamos. En una sartén con poco aceite doramos el pollo. 
Doramos el pollo con poco aceite

A continuación, se limpia la sartén del exceso de aceite y se echa el pollo, el contenido del bote de coco leche de coco y unas gotas de picante (al gusto).
Añadimos el pollo, leche coco y el picante

Dejamos cocer a fuego medio unos 20 minutos

Se deja cocer a fuego medio hasta que la salsa espese (unos 15/20 minutos). Durante la cocción podéis probar la salsa para rectificar el punto de picante y añadir un poco más de picante si os gusta. 

La salsa debe quedar espesa





Pollo en salsa de coco y pasta fresca



Se puede terminar el plato espolvoreando perejil picado por encima.
Como acompañamiento podemos utilizar pasta fresca (spaghetti o tallarines), cuscús, arroz basmati, arroz salvaje hervido, quinoa, trigo sarraceno... Al gusto. 


¡¡¡Para chuparse los dedos!!! 

viernes, 19 de septiembre de 2014

Pizza con masa de cerveza

Esta masa es una receta tradicional que hace la familia de mi amiga Natalia toda la vida. Es muy sencilla de hacer, tanto con la Thermomix como sin ella y queda muy crujiente. 

Ingredientes: 
95 gr aceite de oliva suave
100 gr cerveza
340 gr harina
Una cucharadita de sal
Un brick de tomate frito
Un bote de champiñón laminado
100 gr de Jamón York
Un paquete de queso rallado para pizza
Orégano

Preparación: 
Precalentamos el horno a 180 grados en moto Turbo. En el vaso Thermomix echamos el aceite, cerveza, harina y sal. Programamos 15 segundos, velocidad 6, y cuando finalice amasamos 4 minutos, vaso cerrado, velocidad espiga. Dejamos la masa reposar mientras escurrimos el champiñón laminado y cortamos el jamón de york en láminas.

Masa hecha en Thermomix

Se puede hacer sin la Thermomix mezclando todos los ingredientes de la masa en un bol hasta que quede una masa compacta. Hay que recordar que si la masa se queda pegajosa es porque necesita un poco más de harina, y si la masa se hace bolitas es porque necesita un poco más de líquido, en este caso cerveza. 












Ponemos sobre la bandeja de horno papel vegetal y extendemos la masa ayudándonos del rodillo. Hay que dejar la masa fina.

Extendemos la masa dejándola fina

Metemos la bandeja al horno 5 minutos para que se haga un poco la masa. 
Sacamos la masa del horno y extendemos el tomate frito, los champiñones en láminas y el jamón york cortado. Se pueden variar los ingredientes y poner los que más nos gusten. Se vuelve a meter al horno durante unos 15/20 minutos. Hasta que comprobemos que las puntas de la pizza están doradas y la masa está hecha por abajo.

Cuando esté la pizza un poco dorada se echa el queso

Se saca la masa, se le echa el queso rallado, se espolvorea con orégano y se vuelve a meter al horno 1 minuto, el tiempo necesario para que el queso se funda y quede muy jugoso.

Se saca del horno y se corta en porciones para tomar caliente.

Porciones de pizza recién hecha


miércoles, 3 de septiembre de 2014

Pulpo a la gallega

Esta receta ha sido mi descubrimiento del verano. Me encanta el pulpo así y además es fácil, rápido y no manchas nada. 

Ingredientes: 
Un pulpo congelado
1,5 litro de agua
1 cebolla
1 hoja de laurel
500gr de patatas (opcional)
Sal gruesa
Aceite de oliva virgen extra
Pimentón dulce

Preparación:
Según el tamaño del pulpo y el número de personas que vayáis a comer podéis hacer la mitad del pulpo o entero. Yo compro un pulpo que sea mediano y pido en la pescadería que me lo partan por la mitad y me lo preparen para congelar por separado. El pulpo hay que congelarlo siempre para que salga tierno y mientras más días esté en el congelador mejor, según me dijo la pescadera. 

El día que lo vayamos a hacer dejamos descongelar el pulpo y lo lavamos con agua fría. Hay que tener en cuenta que el pulpo cocido reduce tu tamaño en crudo. 

Pulpo descongelado


Ponemos en el vaso Thermomix el agua con la cebolla pelada y el laurel y programamos 8 minutos, varoma, velocidad 1.

Echamos en el vaso agua, cebolla y laurel


Mientras tanto pelamos las patatas y las cortamos en trozos medianos. 

Cuando finalice el tiempo de la Thermomix echamos el pulpo entero, y programamos 30 minutos, Varoma, giro a la izquierda y velocidad cuchara, colocamos las patatas en el varoma y el varoma en su posición. Si lo hacemos sin patatas colocamos el cubilete. 

Pulpo recién cocido


Una vez acabado el tiempo se deja reposar el pulpo 5 minutos dentro del vaso y se colocan las patatas en una bandeja.
Cortamos el pulpo

Cortamos el pulpo en trozos finos y se echa por encima aceite, sal gorda y pimentón dulce. Las patatas también se aliñan con aceite, sal gorda y pimentón dulce espolvoreado. El pulpo está bueno recién hecho, caliente.

Se sirve caliente con aceite, sal gorda y pimentón


Está buenísimo y es muy sano.