miércoles, 28 de diciembre de 2016

Salsa de tomate frito casero

Hacer tomate frito casero es muy engorroso porque se pone la cocina perdida, pero con Thermomix es fácil y no se mancha nada. Os pongo esta receta del blog Velocidad Cuchara que me encanta y resulta riquísima para pasta, pizza o para comerlo con patatas fritas y huevos, bacalao... lo que os apetezca. Con las cantidades de la receta a mí me sale para dos ocasiones. El que os sobre lo podéis conservar en un bote (haciendo conserva) o bien congelarlo. Son ingredientes baratos y que encontráis en cualquier sitio.

Ingredientes


Ingredientes: 
-40 gramos de Aceite de Oliva Virgen Extra
-Una cebolla grande partida en cuartos
-3 ajos pelados
-Medio cubilete de orégano seco (yo suelo poner un poco menos)
-2 latas grandes de tomate entero pelado
-Una cucharadita de sal
-Una cucharadita de azúcar
-Pimienta negra






Preparación:

En el vaso Thermomix ponemos la cebolla, los ajos y el aceite y programamos 4 segundos, velocidad 4 para que se trocee todo. Abrimos el vaso y bajamos los restos de las paredes. 

Troceamos la cebolla y los ajos junto al aceite


Volvemos a cerrar y programamos 10 minutos, varoma, velocidad 1, sin el cubilete. Finalizado el tiempo se añaden los tomates, yo escurro una lata y echo los tomates sin el jugo, y de la otra lata la echo entera (tomates y jugo), si queréis la salsa más líquida se puede echar el jugo de las dos latas. Además de los tomates, agregamos el orégano, la sal, azúcar y pimienta al gusto y programamos 20 minutos, varoma, velocidad 1. 

Agregamos el resto de ingredientes


Retiramos el cubilete y ponemos el cestillo sobre la tapadera







Retiramos el cubilete y ponemos encima de la tapadera el cestillo para evitar que salte el tomate. 










Cuando finalice el tiempo, programamos otros 5 minutos, varoma, velocidad 2 y mantenemos el cestillo sobre la tapadera. De esta forma logramos que el tomate se trocee pero que no quede hecho puré. Probamos el tomate y rectificamos el punto de sal. 

Tomate frito casero

Y ya está listo para usar. 
Yo lo suelo usar para una pizza casera con la base de esta receta (http://www.velocidadcuchara.com/masa-de-pizza-basica-de-libro/), que sale muy esponjosa y gordita, e ingredientes como jamón york, champiñones, alcachofas, tomate cherry, queso y orégano.

Pizza casera con nuestro tomate frito

No hay comentarios:

Publicar un comentario